Ventajas y desventajas de la energía solar

Actualmente existen muchos tipos de energía renovable aunque, en realidad, no se utilizan en toda su potencia porque todavía se hace uso de las no renovables para mover el mundo. Sin embargo, igual que ocurre con esas, las energías renovables también tienen ventajas y desventajas que hay que conocer. Es por eso que, en esta ocasión, os acercamos las ventajas y desventajas de la energía solar, y de las que más se está empezando a explotar.

Por energía solar nos estamos refiriendo a la energía solar térmica, es decir, la del sol, mientras que también hablamos de la solar fotovoltaica que es cuando la luz del sol incide en una célula fotovoltaica que produce la energía directamente (algo así como los paneles solares).

Ventajas de la energía solar

Entrando en las ventajas que tiene la energía solar, hablamos en esta ocasión de lo siguiente:

No contamina. Al ser una energía natural que la tenemos todos los días, no va a contaminar el planeta.

Es una fuente inagotable. En realidad esto no es verdad porque hay estudios que dicen que el sol está apagándose pero eso ocurrirá dentro de tanto tiempo que es posible que, para esa fecha, las personas ya hayan evolucionado o que incluso el planeta pueda no estar aquí.

Captar el sol es muy fácil de hacer y también de mantener con lo cual es posible hacerlo sin invertir una gran cantidad de dinero para ello.

Es una fuente de energía muy adecuada para zonas montañosas, islas, zonas rurales o de difícil acceso para otro tipo de energías.

Se reduce el depender de otras energías e incluso habrá un ahorro significativo en la factura de la luz.

Desventajas de la energía solar

Quizá te puede costar mucho pensar en alguna desventaja de la energía solar pero en realidad las hay. Por ejemplo:

La utilización de energía solar para una población implica el tener una gran extensión de terreno para poder colocar lo necesario para captar esa energía.

El nivel de radiación no es constante con lo que puede haber altibajos en la energía.

Requiere de una gran inversión económica que, si bien se puede recuperar en unos 5 años, para muchos les frena ese desembolso de dinero.

A menudo hay que utilizar un convertidor de energía porque, por sí sola, no se realiza.

Te Interesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.