Energias Renovables

Las energias renovables son una de nuestras opciones para revertir el cambio climatico. Básicamente existen cuatro tipo de energias que la naturaleza nos brinda para que podamos aprovechar; la energia eolica, la energia solar, la energia hidraulica y la biomasa.

Las energias renovables

Magdalena Gil

Las energias renovables son una de nuestras opciones para revertir el cambio climatico. Básicamente existen cuatro tipo de energias que la naturaleza nos brinda para que podamos aprovechar; la energia eolica, la energia solar, la energia hidraulica y la biomasa.

La energia eolica se utiliza desde hace muchos años para obtener fuerza motriz y desde el siglo pasado también para generar electricidad. Desde los molinos de harina contra los que luchó el Quijote, a los enormes aerogeneradores o los molinos de bombeo de agua, aprovechan la energia del viento para estos fines. El viento es muy imprevisible y poco controlable, y no sopla regularmente, por lo que tendremos que tener grandes depósitos, de agua o de electricidad, para compensar los momentos de calma.

La energia solar se basa en una superficie expuesta a la radiacion solar generalmente oscura para que capte la mayor cantidad de calorías. Se utiliza tanto para el calentamiento de agua y sistemas de calefaccion, mediante paneles captadores donde circula agua, aire u otro medio de intercambio térmico, así como para generar electricidad, mediante placas de elementos semiconductores que se agrupan a modo de pilas para obtener la tensión eléctrica deseada. La energia solar es más constante que la eolica y no necesita de baterías de tanta capacidad, en el caso de la generación de electricidad, o tanques tan grandes en el caso de calentar agua.

La energia hidraulica aprovecha la fuerza de los ríos y torrentes para impulsar las aspas de las ruedas que transmiten el movimiento a las máquinas a accionar. Tiene un pasado y un presente similar a la eolica, ya que se ha usado en la antigüedad para mover maquinas de molienda, aserraderos y bombas, y a partir del siglo pasado, se generalizó su uso en centrales de generación aprovechando el agua depositada en balsas, albercas o pantanos. Es más controlable y previsible que la eolica pero puede desaparecer durante el verano, al secarse los arroyos y algunos ríos por causas naturales o por el llenado de los pantanos.

La biomasa se aprovecha desde hace muchísimos años en oriente para generar gas metano y abono para los cultivos. Se basa en un depósito digestor donde se vierte materia organica y aguas servidas y se deja fermentar, de lo que resulta la producción de gas, útil para cocinar, calentar o mover motores a explosión preparados para estos combustibles. Hay otro tipo de digestores de madera que también generan metano pero en seco, por combustión anaeróbica (sin oxigeno) de la madera, y fueron utilizados en momentos de escasez de combustibles para accionar camiones y coches. En occidente no es habitual el uso de este tipo de energia, aunque se esta comenzando a experimentar principalmente en el terreno agropecuario, como ejemplo, para solucionar el grave problema producido por los purines en la cría de cerdos.

Teniendo en cuenta las características de las energias descritas, al pensar en un sistema que aproveche estas energias renovables debemos adecuar lo disponible (agua, viento sol) y de ser posible complementar varios sistemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.