Hacer tu hogar autosuficiente energéticamente

Conseguir un hogar energéticamente autosuficiebte es, afortunadamente, una posibilidad muy real y relativamente asequible hoy en dia. Un incremento de los costes de construccion que, además de ser fácil y rápidamente amortizable en pocos años, convertirá nuestro hogar en un ejemplo de sostenibilidad y armonía con el medio ambiente y la naturaleza.

Para que un hogar sea autosuficiente debe ser capaz de generar la energía que consume en su funcionamiento habitual, y ademas, si es ello posible, capaz de suministrarse de agua desde el propio entorno, como por ejemplo a través de pozos o de la recogida de aguas pluviales. Para conseguir esta autosuficiencia es fundamental tener muy presentes estos objetivos desde el momento mismo del diseño de la estructura y de la elección del emplazamiento de la construcción, asi como su orientación. Es muy importante tener en cuenta los flujos energeticos naturales del entorno (por donde sale y se pone el sol, las horas de insolación del terreno, la vegetación circundante (por la sombra que pudiera proporcionar), los vientos de la zona y la presencia de recursos hídricos como rios, pozos, arroyos, etcétera, como si de una suerte de feng shui arquitectónico se tratara.

Un vez elegido el emplazamiento, tendremos en cuenta las horas de sol que recibe cada fachada para establecer que aberturas debe tener la casa (puertas y ventanas) y cuando deben ser abiertas y cerradas las mismas. De este modo ahorraremos mucha energía en calefacción y refrigeración. Aun y asi, es muy probable que debamos refrigerar o calentar la casa, lo cual sera posible mediante sistemas de calefacción por energía solar térmica, por ejemplo, o mediante el uso de la energía geotérmica.

Para la generación de energía eléctrica, imprescindible en un hogar moderno, disponemos de variadas opciones, que preferentemente serán usadas de manera combinada. Estas posibles fuentes son la energía solar fotovoltaica, que mediante paneles solares capta y transforma la energía del sol en electricidad, mediante aerogeneradores o turbinas eólicas, que nos permitirán la transformación de la energía eólica en electricidad.

El agua caliente sanitaria o ACS, que será calentada, nuevamente, a través de la energía solar, nos permitirá disfrutar en nuestro hogar de agua entre los 40ºC y 50º sin necesidad de otros aportes energéticos, eliminando prácticamente la necesidad de instalaciones de combustión de gas. Si a esto le añadimos la posibilidad de instalar una cocina solar, que nos permitirá cocinar utilizando exclusivamente la energía del sol, la necesidad del uso de energías provinientes de los combustibles fósiles habrá desaparecido.

En resumen, las actuales tecnologias hacen ya posible construir una casa autosuficiente energeticamente, con todas las ventajas de ahorro de nergia, sostenibilidad y respeto del medio ambiente que esto comporta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.