El futuro de las Placas Solares

La energía térmica es la que se obtiene del sol para generar calor mediante placas solares que se almacenan en unos depósitos para que sean utilizadas para calentar agua o generar electricidad. Existen dos tipos de placas solares, los “Colectores Planos”, que son los más utilizados para uso doméstico y los “Colectores de Tubo de vacío”, estos eliminan las pérdidas ya que en su interior no hay aire y esto aumenta su rendimiento.

El futuro

Los paneles solares actuales resultan muy caras, por lo que algunas empresas ya han comenzado a fabricar paneles solares más delgados y flexibles reduciendo así su coste. Estas placas se pueden colocar no sólo en tejados, sino en ventanas, coches o teléfonos móviles, por lo que se podrá generar energía de una forma más sencilla y simple de las que hay actualmente.

Otra novedad dentro de este mercado, es la creación por parte de Gran Bretaña, de un nuevo revestimiento para las placas puesto que las actuales realizadas de silicio mono cristalino resultan muy caras de fabricar. Este nuevo revestimiento son nano estructuras de óxido de titanio con colorante (DSSC) que imitan la fotosíntesis de las plantas y no tienen silicio, lo que provoca que resulten más baratas de construir.

Su forma de empleo sería otra novedad. La idea es rociar con un spray los techos de los almacenes, grandes superficies y fábricas utilizando dos tipos de placas, una térmica y otra termodinámica que pueden complementarse o funcionar de manera independiente para que puedan beneficiarse de la luz solar.

Placas solares de silicio negro

Estas son la última novedad en lo que a placas solares se refiere. Según un estudio realizado en Harvard, USA, este tipo de silicio es más sensible a la luz, entre 100 y 500 veces más sensible del que se usa en la actualidad para su fabricación siendo este mucho más efectivo.

En la Universidad ya se están realizando los trámites para la licencia a cargo de SiOnyx institución que pertenece a dicha Universidad.

Cargadores solares portátiles

Estos son pequeños aparatos que reciben su energía de la luz solar pudiendo ser utilizados para la recarga de móviles, Mp3 o cámaras fotográficas. Resultan muy útiles cuando se realizan desplazamientos a lugares donde se carece de red eléctrica. No necesita enchufes, son fáciles de transportar y disponen de horas de autonomía además de no ser perjudiciales para su salud.

Los hay de diferentes tamaños, plegables y desplegables como un libro.

Por último añadir que los precios de paneles solares bajan una media de un 10% anual en los últimos 4 años.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.