ENERGIA EOLICA EN CASA: MICROGENERACION EOLICA

El sistema tradicional de grandes centrales de producción eléctrica conectadas a los puntos de consumo por medio de grandes líneas o cables, deja paso a las microturbinas, capaces de generar energía en el mismo lugar de consumo.

De todos es sabido el potencial que España tiene para aplicar tecnología a las fuentes de energía sostenibles, ya que disponemos de las principales materias primas (sol y viento) en un mayor grado que el resto de Europa. Los parques eólicos españoles siguen batiendo marcas en cuanto a productividad, y cada vez se construyen mas para el aprovechamiento de terrenos propicios, sobre todo en las grandes mesetas, gracias a las subvenciones que para ello destina el gobierno. Además, su eficacia esta probada a varios niveles, tanto ecológico (produce energía eléctrica sin contaminar) como económico (supone un gran ahorro para el gasto en electricidad comparada con energías tradicionales).

Sin embargo, en este sector que aprovecha la energía del viento, no todo son grandes construcciones e instalaciones, sino que ya hay muchos usuarios están utilizando a nivel domestico esta tecnología para generar electricidad; de hecho, en el ámbito de las energías renovables se piensa que el futuro esta en la microgeneración. Estamos acostumbrados a ver en los entornos naturales de nuestro país grandes aerogeneradores (con sus características aspas) que pueden llegar a tener cien metros de altura y dos mil kilovatios de potencia, pero ya se esta empezando a ver su escala reducida en muchos edificios de ciudades e incluso en casas particulares. A estas instalaciones se les llama minieólicas o microeólicas, y se reducen hasta alcanzar apenas los cien kilovatios de potencia y un área de circunferencia del rotor de unos doscientos metros cuadrados.

Si el tamaño es diferente al que estamos acostumbrados, también lo es el concepto en si. El sistema tradicional de grandes centrales de producción eléctrica conectadas a los puntos de consumo por medio de grandes líneas o cables, deja paso a las microturbinas, capaces de generar energía en el mismo lugar de consumo. Así, se evitan las posibles perdidas que pueden ocurrir en el transporte o en los puntos de transformación. El sistema de micro generación es ideal para lugares aislados, pero también para ayudar a las redes de distribución de baja tensión. Para los usuarios que ya disfrutan de este tipo de energía, todo son ventajas: menor impacto visual en el entorno, menores costes, mayor eficiencia y sostenibilidad y disfrute de una energía limpia que respeta el medio ambiente. En muchas ocasiones, se combina con la energía solar fotovoltaica, ya que cuando es de noche y esta pierde poder de actuación, la eólica puede facilitar la energía que se requiere.

Como se ha comentado antes, la mayoría de las veces que contemplamos las instalaciones microeólicas o mini eólicas suele ser en hogares retirados y solitarios, donde no llega el suministro eléctrico; de ahí la importancia de informar e implementar estos sistemas en lugares de mayor acceso, recalcando su calidad y productividad. Lo cierto es que todavía falta una regulación especifica en nuestro país para este tipo de maquinas, ya que todavía no se pueden conectar a la red eléctrica para vender energía desde casa, como ocurre en el caso de la fotovoltaica. En cuanto al precio, oscila entre los tres mil y los cuarenta y ocho mil euros, dependiendo de su potencia, pero son claramente amortizables; sin duda, el mayor escollo con el que se encuentran los clientes potenciales es la tramitación para tener un microgenerador en casa. Se espera que el gobierno dote de un plan legislativo al sector próximamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.