Situación actual de las energías renovables en España

Energías renovables en España se han convertido en un importante suplemento a la energía eléctrica. Tanto Alemania como España y gracias a sus subvenciones, se han convertido en un referente mundial en cuanto a las renovables. Las tecnologías españolas son punteras a nivel mundial con empresas en Estados Unidos, China e India.

Las energías renovables

Es en la generación eléctrica donde las energías renovables tienen mayor presencia. La energía eólica es la que representa un tanto por ciento más alto del consumo eléctrico del país. También otras energías como la biomasa o la solar contribuyen, en menor medida, a reducir la importación de energía procedente del exterior.

La principal energía renovable en España es la eólica. Es utilizada para apoyar la producción de energía eléctrica. Gracias a las investigaciones tecnológicas se han desarrollado importantes instalaciones de energía eólica por todo el territorio español. Estas plantas eólicas se han convertido en una importante opción de producción de energía eléctrica.

España es una de las grandes productoras de energía eólica del mundo. La energía solar transforma la radiación solar en energía eléctrica. La gran ventaja de este tipo de renovable es que los paneles fotovoltaicos se pueden colocar tanto en los tejados de las viviendas como en amplias extensiones de paneles fotovoltaicos en los campos. España es el país con más potencia fotovoltaica instalada del mundo.

La biomasa es el resultado de la conversión de restos orgánicos en fuentes de energía. Para la producción de la biomasa se utilizan restos orgánicos forestales y agrícolas, aguas residuales y residuos de las industrias del sector forestal y agrícola.

El Real Decreto Ley 1/2012

Con las medidas adoptadas el pasado 27 de enero del 2012 contenidas en el Real Decreto Ley 1/2012 se van a producir profundas dificultades para el desarrollo y mantenimiento del sector de la energías renovables. No solamente va a impedir esta moratoria la creación de nuevas plantas energéticas sino que, además, va a suponer la paralización de aquellas que ya estaban en fase avanzada del proyecto.

Estas plantas tecnológicas suponían una fuente de inversión con lo que, su paralización, va a provocar efectos catastróficos tanto en la producción de energía renovable como en la pérdida de numerosos puestos de trabajo directo e indirecto en los sectores agrícola, forestal y ganadero.

Este Real Decreto Ley 1/2012 supone la paralización de incentivos a las energías renovables españolas. Esta no tiene efecto retroactivo ni afecta a las plantas que ya se hallan en funcionamiento. España, que era líder junto a Alemania en la producción de renovables, va a destruir la posibilidad de la recuperación económica a través de la paralización de este sector.

En los últimos años las energías renovables habían superado, en presencia económica, a los sectores tradicionales como el textil y el de pesca.

Las renovables son energías limpias y autóctonas que pueden minimizar el impacto procedente del exterior siempre que se considere revisar la moratoria del Real Decreto Ley 1/2012.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.