Invertir en energías renovables

Las energías renovables se han revelado como una gran fuente de ingresos e inversión, ya no sólo para la mediana y pequeña empresa, sino también para particulares, porque son una fuente inagotable de energía, y la inversión que se realiza se amortiza ampliamente en un período relativamente corto de tiempo.

Para invertir en este tipo de negocio, hay diferentes opciones, pero lo más rentable es hacerlo en energía solar. Una de las principales formas de inversión es la energía solar fotovoltáica; esta forma permite aprovechar al máximo los rayos solares, y es una de las más rentables, amortizándose en menos de diez años y dando amplios beneficios. Los gobiernos dan ayudas para aquellas empresas o asociaciones de usuarios que utilicen estas energías alternativas, así como bonificaciones especiales. Estas ventajas económicas se unen al aumento del precio de las energías tradicionales, como el petróleo, por lo que la electricidad será cada vez más cara. Al mismo tiempo, cada vez se tiene más en cuenta el respeto por el medio ambiente, ya que fomenta el desarrollo sostenible en muchos países que empiezan a despegar.

Por otra parte, la energía solar térmica es otra gran apuesta en este tipo de inversión, ya que además, es la más económica y rentable de las energías renovables, y la que más permite ahorrar tanto a nivel de pequeña y mediana empresa como de economía doméstica. La energía solar térmica se utiliza sobre todo para generar agua caliente en construcciones unifamiliares y colectivas, ya sean bloques de viviendas, residencias, hospitales, instalaciones deportivas, hoteles, campings… Es el tipo de instalación que posiblemente sea la más rentable y utilizable a nivel urbano, ya que además reduce en un gran porcentaje las emisiones contaminantes a la atmósfera.

También es una buena inversión el llamado suelo radiante, ya que es la forma más eficiente y económica de calentar todo el hogar, amén de ser el más silencioso, limpio y saludable, incluso está recomendado por la Organización Mundial de la Salud. No es nocivo ni para el sistema respiratorio, ya que no reseca las mucosas , ni para los problemas alérgicos, al no desprender ningún tipo de elemento en el aire (como los ácaros y el polvo). Esto lo hace muy indicado para su instalación en clínicas, guarderías y residencias de ancianos.

Una solución inteligente para la climatización del hogar es combinar varias fuentes energéticas renovables, para que la temperatura sea agradable en cualquier época del año. Por ejemplo, se utilizan máquinas llamadas bombas de calor, que poseen la tecnología que mejor aprovecha este tipo de consumo, y que además, lo sintetizan de forma más eficiente. Para obtener una solución integral, se puede utilizar una bomba de calor acompañada de colectores solares, calentando el conjunto de toda la vivienda con suelo radiante. De esta forma, se evita el escarchamiento en invierno y el sobrecalentamiento en verano, y se puede disfrutar de una temperatura templada durante todo el año. El ahorro energético utilizando este sistema sinérgico puede llegar a cotas de hasta un 50 % respecto a los sistemas de calefacción y aire acondicionado convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.